Principios del proyecto educativo

Los principios fundamentales que marcan nuestros pilares y nos guían como Comunidad sintetizan los aspectos que consideramos esenciales para que cada educando se desarrolle en un ambiente pleno de oportunidades y de estímulos adecuados a su proceso educativo. Nuestra Comunidad esta enfocada en el desarrollo integral del potencial del ser humano, entendido éste en sus dimensiones física, psicológica y espiritual, en un ambiente especialmente preparado que estimule el desarrollo de procesos de aprendizaje en libertad. Respeto y valoración por la diversidad del ser humano son parte integral de nuestra conexión con el entorno, estimulando para ello el respeto por las características individuales y ritmos de aprendizaje de cada uno de los miembros de la Comunidad Educativa, así como el más amplio respeto por los sistemas de creencias religiosas, filosóficas o espirituales de cada una de las familias que nos integran. El respeto y la valoración de nuestras culturas ancestrales complementan nuestra visión de la sociedad, donde el fomentar en los niños y adolescentes la valoración y conocimiento de dichas culturas, así como de elementos propios del folclor, son parte esencial de nuestra educación. De esta forma, nuestro objetivo es hacer vida los valores universales que incrementan y profundizan la relación con uno mismo, con los demás y con el planeta, generando de esta forma una relación responsable y consiente con el medio ambiente que nos rodea. Finalmente, el desarrollo de procesos de aprendizaje activos, participativos y personalizados que estimulen la capacidad de aprender a aprender, y que generen una actitud inherente en el alumno de curiosidad e investigación, son parte constitutiva y de un decidido perfeccionamiento continuo de nuestra orientación curricular.